Cuando de la apariencia se trata es fácil menospreciar el efecto que esta causa en los demás y cómo puede afectar sus primeros pensamientos sobre nosotros. A pesar de que no se debe juzgar a un libro por su portada, los humanos somos seres visuales y es necesario conseguir que la primera impresión sea positiva para evitar malentendidos posteriores.

Y aunque es imposible cambiar nuestra altura, color de piel o forma de cuerpo; la ropa que utilizamos y como se ajusta a nuestros cuerpos influye de manera significativa en el mensaje que transmitimos.

Por ejemplo, utilizar prendas clásicas de color negro hará que nos veamos elegantes y sofisticados, mientras que una camiseta del mismo tono podría dar una apariencia casual y despreocupada.

Personalidad y situación: ¿Cómo hallar el equilibrio en nuestro estilo?

En ocasiones, puede llegar a ser complicado saber qué es apropiado en cada momento y cómo adaptarlo a nuestros propios ideales de belleza. Es evidente que un pantalón de mezclilla no será adecuado en una cena formal, así como no lo sería en la playa, pero ¿Cómo saber cuál es la tendencia del momento que se adapte completamente a la situación reflejando a la vez nuestras preferencias?

La última parte de dicha pregunta es la primera que debe definirse. Si somos personas alegres los colores vivos poblarán el armario, mientras que una persona más tranquila y discreta puede preferir tonos pasteles o neutros como el blanco, gris, negro y beige. Asimismo, la tonalidad de piel puede hacer que ciertos matices se vean mejores.

La figura del cuerpo, nuestra idea de modestia y que tanto deseemos estar cómodos afectarán el estilo propio, y al estar bien definido solo hará faltar armar diferentes conjuntos con piezas intercambiables, según el lugar al que se vaya y la ocasión.

Por otro lado, para mantenerse al tanto de las tendencias es preferible leer regularmente algún sitio como Fashionalia, donde podrá además de revisar los últimos modelos de la temporada, conseguir consejos de moda que mantengan su aspecto fresco y único.

Leave a Comment